Para ello la certificación de los sistemas de gestión de compliance tiene que ser concedida  desde el rigor, la independencia y la competencia suficiente para que pueda ser una herramienta útil para todas las partes interesadas. AENOR, pionera en esta materia, ha certificado desde 2014 sistemas de compliance penal y de prevención del soborno de empresas nacionales e internacionales punteras en la materia, y ofrece soluciones avanzadas y reconocidas que recogen las mejores prácticas a nivel internacional como la certificación de ISO 37001 para prevenir el soborno o la norma UNE 19601 sistema de gestión de compliance penal.