Los objetivos del «Observatorio de Fondos de la Unión Europea»

Los sectores medioambiental y energético tienen grandes oportunidades para financiar proyectos que potencien la resiliencia de España ante el cambio climático y que sean referencia en la protección y conservación de la riqueza de los bienes naturales, apostando por la descarbonización y las infraestructuras verdes, transitando desde las energías fósiles hacia un sistema energético limpio, con un modelo de crecimiento sostenible y economía circular para la agricultura, la pesca, la industria y los servicios. Incertidumbre y dificultad que entraña la búsqueda y localización de las convocatorias.

Debido a la gravedad sin precedentes de la crisis económica provocada por la pandemia, es crucial destinar una parte importante de los recursos económicos de la Unión Europea para la reconstrucción del tejido productivo, europeo y español. La articulación, alcance de las medidas que apareja y la inversión pública comprometida por la Unión Europea que suponen una oportunidad única para España.

Fondos europeos de recuperación

La pandemia del COVID-19 fue un impacto económico global en las economías de todos los países y como respuesta la Unión Europea ha puesto en marcha instrumentos comunitarios de financiación con un presupuesto de 750.000 millones de euros, lo que supone la mayor movilización de inversión pública de la historia y, que se despliegan mediante el Mecanismo Europeo de Recuperación, Next Generation EU.

Punto de partida

A España se le asignarán 140.000 millones que gestiona mediante el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) de los cuales 72.700 millones irán en subvenciones y 67.300 millones en préstamos; el Gobierno de España adelantó ya 27.000 millones de euros del fondo en los Presupuestos Generales del Estado.

Privacidad y cumplimiento normativo con Mendo Legal
Privacidad y cumplimiento normativo con Mendo Legal
Privacidad y cumplimiento normativo con Mendo Legal

¿Cómo se reparten los fondos europeos en España?

Los fondos asignados al Plan España Puede, procedentes de NextGeneration EU, se canalizarán a través del PRTR elaborado España que se estructura en torno a cuatro ejes transversales que guiarán todo el proceso de recuperación, y están alineados con las agendas estratégicas de la UE, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El primer eje refuerza la inversión pública y privada para reorientar el modelo productivo, impulsando la transición verde, la descarbonización, la eficiencia energética, el despliegue de las energías renovables, la electrificación de la movilidad, el desarrollo del almacenamiento de energía, la economía circular, las soluciones basadas en la naturaleza y la mejora de la resiliencia de todos los sectores económicos.

El segundo eje, en línea con la estrategia digital europea y la Agenda España Digital 2025, fija la hoja de ruta para acelerar una transición digital humanista e inclusiva en España, a través de inversiones y reformas que potencien las infraestructuras, competencias y tecnologías necesarias para una economía y una sociedad digital. Dada su naturaleza transversal, la transformación digital se desplegará a través del conjunto del Plan: desde la agenda urbana a la educación, desde la agricultura al turismo, desde la industria a la movilidad, desde la modernización de la Administración pública hasta la nueva economía de los cuidados.

El tercer eje promociona la cohesión social y territorial de España, mediante el refuerzo del Estado del bienestar, del sistema educativo, el impulso del empleo de calidad, un sistema fiscal justo, y con medidas específicamente orientadas a abordar el reto demográfico y a brindar oportunidades a las próximas generaciones.

El cuarto eje se centra en la igualdad de género, especialmente a través de medidas transversales orientadas a elevar la tasa de empleo femenino, a mejorar, fortalecer y reorganizar el sistema de cuidados de larga duración, a elevar el potencial educativo, la igualdad de oportunidades y a reducir la brecha digital.

Estos 4 ejes se concretan en 10 políticas palanca y 30 componentes. Cada componente se centra en un reto u objetivo concreto e incluye reformas e inversiones destinadas a alcanzar dichos objetivos o superar los retos.