« Back to Glossary Index

El RGPD impone una nueva obligación de los responsables y encargados de tratamientos de llevar a cabo una Evaluación de Impacto de Protección de Datos (también conocido como Evaluación del Impacto de Privacidad, o EIP) antes de llevar a cabo cualquier tratamiento que presente un riesgo específico a la privacidad de acuerdo con su naturaleza, alcance o propósitos.

« Back to Glossary Index