Normas españolas básicas en gobierno corporativo.

Como expusimos en nuestro anterior artículo la crisis financiera global sufrida vivida a partir 2008 puso de manifiesto la debilidad del gobierno corporativo en multitud de grandes corporaciones a lo largo del mundo y en particular en España.

Expusimos en el anterior artículo, a modo de introducción diferentes fuentes normativas del gobierno corporativo, lo que nos da un ejemplo de la interrelación mundial de ellas, tal y como ocurre en los mercados.  Desde aquella primera publicación en 1.999 de los Principios de Gobierno Corporativo sus recomendaciones enseguida se convirtieron en referente internacional para legisladores, inversores y otros actores interesados en el mundo y, lo mismo ha sucedido con el presente texto de 2.014 y 2.015,- que tiene como partida la revisión que del primero se realizó en el 2.004.- que es el fruto primero del trabajo efectuado por Comité de Gobierno Corporativo de la OCDE en el 2.014 y del debate efectuado por dicho comité y el Foro de Gobierno Corporativo de del G20 en el 2.015 dando lugar a los Principios de Gobierno Corporativo del G20 y la OCDE.

Pero una cosa son las normas que regulan un comportamiento ético y otra el desgraciado comportamiento de no pocos directivos que, promoviendo iniciativas poco eficaces y eficientes, a la par que, de escasa ética, han actuado más a corto plazo y, en alguna deshonrosa ocasión actuando más en su propio beneficio que en el de su organización; coartando los intereses de sus socios, accionistas, inversores y grupos de interés.

Como resultado y, la prueba las consecuencias sufridas, los códigos de buen gobierno interno propios de cada compañía, demostraron ser cosméticos e insuficientes y, por ello la necesidad de que las autoridades de supervisión y control tengan que ejercer acciones de vigilancia más activas, lo que implica dictar una serie de normas ex lege que antes eran recomendaciones y otras que siguen siendo de dicha naturaleza pero con la exigencia de cumplir o explicar el porqué de su aplicación, en definitiva no solo recomendaciones para la configuración de sus Consejos de Administración y los cuadros de mando y directivos y, también para establecer el modo de relacionarse y salvaguardar los intereses de los accionistas y los grupos de interés, lo cual, acreditando una veraz Cultura de Buen Gobierno ser un referente de transparencia y solvencia ante los órganos reguladores y de confianza en los mercados, accionistas e inversores.

Por desgracia la experiencia nos dicta que los gobiernos no pueden dejar a la autonomía de la voluntad el cumplimiento de unos estándares de transparencia y compromiso, si bien, cada vez hay más corporaciones que van más allá y escuchan y se comprometen socialmente y, por ello en España en materia de gobierno corporativo se tiene que estar al tanto de cuatro normas básicas.

Las cuatro normas básicas de buen gobierno corporativo en España.

  • La Ley 31/2.014 de 3 de diciembre de Sociedades de Capital, de regulación del funcionamiento societario en España, entre ellos el de la Junta General y la participación de los propietarios.
  • El Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas, que contiene un nuevo formato que parte de distinguir e identificar principio que han inspirado 64 recomendaciones de carácter voluntario, que permiten un mejor gobierno interno, transparente y comprometido.
  • La Ley de Auditorías, que trajo cambios para ordenar, fortalecer y vigilar la función de los auditores.
  • La Ley 11/2018 sobre información no financiera y diversidad incorporó a la normativa española algunas directivas europeas como pueden ser las de los servicios de pago y apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

Son las cuatro normas básicas del buen gobierno corporativo en España y pretenden regular de modo conjunto que las sociedades de cotizadas sean gestionadas de manera adecuada y transparente, como factor de mejora de la eficiencia económica, generación de valor en las empresas y confianza de los inversores, con todo lo que ello conlleva: aumento de la competitividad, creación de empleo.

CAMINANDO HACIA UNA CULTURA DE GOBIERNO CORPORATIVO.

Todos estos comportamientos que traen las normas expuestas pueden generar estándares de cultura de cumplimiento y gobierno corporativo en las organizaciones en España impulsando modelos éticos propios y personalizados para lograr los objetivos de transparencia, mejora en la eficiencia económica y generación de valor. Un compromiso que Mendo Legal hemos adoptado hacia las organizaciones y los dirigentes de las corporaciones mundiales con herramientas de dirección, gestión y soporte de los procesos y de la información que ponemos a disposición de las organizaciones y de sus órganos de gobierno.

Artículos relacionados

Consultoría integral en privacidad

abril 7th, 2020|Comentarios desactivados en Consultoría integral en privacidad

Consultoría integral en privacidad. Los pasos clave para cumplir con el RGPD Servicio de consultoría general del estado y situación en el que se encuentra la organización en cuanto ...

Published On: febrero 16th, 2020 / Categorías: Publicaciones /

Subscribe To Receive The Latest News

Curabitur ac leo nunc. Vestibulum et mauris vel ante finibus maximus.

Add notice about your Privacy Policy here.